Blog

ADICAE advierte sobre la importancia de una alimentación saludable

El día 28 de mayo se celebra el Día Mundial de la Nutrición y este año ADICAE vuelve a poner especial atención en la necesidad de alimentarse adecuadamente.

La crisis sanitaria actual ha traído consigo una gran inseguridad, inestabilidad emocional y el aumento de ansiedad entre los consumidores. Esto se ha traducido en un cambio de estilo de vida provocando graves desequilibrios alimenticios.

De hecho, la mitad de la población engordó 5 kilos en el último año como consecuencia de la pandemia, según diversos estudios especializados. Los consumidores se han visto obligados a cambiar su estilo de vida y, concretamente, han descuidado su alimentación.

La situación de incertidumbre ha ocasionado ingesta emocional, es decir, comer para sentirnos mejor y, en la mayoría de las ocasiones, comer productos no saludables. En realidad, actualmente encontrar productos procesados es más sencillo que hallarlos saludables por lo que cada vez se hace más difícil seguir una alimentación adecuada.

Esta es verdaderamente una cuestión que preocupa a una gran mayoría de consumidores en diversas encuestas en las que reconocen haber descuidado su alimentación en el último año como consecuencia de la pandemia.

Por ello, ADICAE lleva realizando decenas de acciones informativas, formativas y reivindicativas por todo el territorio español con el objetivo de impulsar la alimentación saludable y sostenible.

La problemática de la alimentación ya es una de las principales prioridades de la asociación, que denuncia un mercado en el que la mayoría de los alimentos que llegan a las grandes superficies son controlados por apenas un puñado de empresas relacionadas con el sector financiero.

Esto ha derivado en el crecimiento de la inseguridad alimentaria ya que cada vez se ponen a la venta más productos procesados y se encarecen los alimentos frescos y sanos.

El etiquetado, un reto

No solo por ello los consumidores tienden a comer peor. El desconocimiento y la desinformación hacen a los consumidores más vulnerables ante los engaños de las grandes empresas.

En este sentido, se debe tener en cuenta que el etiquetado de los productos no siempre es fiable, y encontramos ejemplos en que los procesados parecen de tanta calidad como los verdaderos alimentos.

Por ejemplo, el nuevo etiquetado de Nutriscore no distingue qué cantidad de azúcar es añadido y qué cantidad es propia del alimento, así que penaliza alimentos saludables que tienen azúcar intrínseco como podrían ser las frutas.

Del mismo modo, se tiende a dar una importancia excesiva a las calorías de los alimentos cuando realmente no siempre un alimento muy calórico es malo (siempre que no sea procesado) y uno con pocas calorías como puede ser una bebida procesada sí es perjudicial.

Por ello, es necesario hacer hincapié en la importancia de dejar de comer mal, es decir, productos procesados y ultraprocesados que además conllevan un riesgo para la salud.

Debemos ser muy críticos con la publicidad de los alimentos, tomar distancia frente a diversas etiquetas que convierten en saludables productos que no lo son tanto, y recordar que el alimento fresco de temporada es siempre una apuesta segura.

¿Qué podemos hacer los consumidores?

Para tener una vida saludable no solo hace falta una  dieta equilibrada, sino que debe venir acompañada sobre todo de ejercicio físico. Por su puesto, el tabaco y el alcohol tampoco son buenos acompañantes para llevar una vida sana.

Y la base de nuestra alimentación debe ser el consumo de productos frescos y de temporada, lo menos transforma dos posible, y mucho mejor si son locales ya que hay más posibilidades de consumirlos en su momento óptimo.

ADICAE recuerda a los consumidores seguir informándose sobre los hábitos alimenticios y, sobre todo, ser conscientes del proceso por el que han pasado. Los desórdenes alimenticios que ha provocado la pandemia deben ser tratados por profesionales de la nutrición para encontrar la dieta que se adecúe mejor a cada uno.

 

 

Y, si al final hemos cogido unos kilos de más, nada de dietas milagro, que son el ‘procesado mal etiquetado’ de las dietas.

Como comer bien, perder peso es una carrera de fondo, equilibrada y saludable, que tiene que ser tomado como un hábito cotidiano y continuo, no un esprín de pocos meses para mejorar imagen y silueta.

ADICAE pone a disposición la Guía para convertirte en un consumidor crítico y responsable en alimentación así como otras publicaciones que pueden servirte para comprender el consumo responsable dotándoles de herramientas para ubicarse dentro del mercado global e identificar las diferentes alternativas de consumo y compra.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on print

Deja un comentario

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

Suscríbete al Boletín

Síguenos en Facebook

Más Noticias

Únete a Adicae

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

Suscríbete al Boletín

Síguenos en Facebook

Más Noticias

Únete a Adicae

hazte socio de adicae