Diccionario

Cibercuranderos

Las redes están plagadas de falsos medios de curación de distintas enfermedades. Se trata de un asunto especialmente dañino porque, al fraude que supone la venta de este tipo de «remedios milagrosos que médicos y farmacéuticas ocultan», provocan en no pocas ocasiones que el afectado por la dolencia, SIDA, cáncer, etc, abandone el verdadero tratamiento curativo o paliativo en la confianza de haber encontrado la panacea, con grave riesgo de agravamiento para su salud. El más milagroso de los remedios es, sin duda, el poder contar con una asistencia sanitaria eficaz y bien dotada de medios humanos, sanitarios, clínicos y cinetíficos. Desde el comienzo de la pandemia, la delincuencia presencial ha relegado en favor de los delitos telemáticos. El Observatorio Español de Internet (OEI) advierte de un incremento de hasta el 600% en este tipo de infracciones. Ha ganado importancia la figura del cibercurandero, que opera desde el ámbito privado ofreciendo medicinas de tipo herbolario que asegura que son el remedio contra el coronavirus o la alternativa para combatirlo, convirtiéndose en autores de delitos contra la salud pública. Si has detectado esta práctica en internet o cualquier red social te recomendamos que lo pongas en conocimiento de las autoridades.

Comparte

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email
Compartir en print